28 nunca tuvo novia

No pasa nada por no haber tenido novia a tus 26 años chiquillo, mi novio no tuvo ninguna novia (osease, a mi)hasta los 27 años, y oreo amigo tiene 28 y tampoco ha tenido novia nunca, es un tio super simpatico y te aseguro que no es gay en absoluto. Así que no te preocupes, que todo llega, y seguramente cuando te eches novia sea un aprsona ... Lucía tiene 26 años y nunca ha tenido pareja. De hecho prefiere que la llamemos Lucía para que su verdadero nombre no quede indexado para siempre en Google junto a esta experiencia. Pero igual que ella, muchos jóvenes que nunca han estado en una relación estable entran en un bucle de dudas e inseguridades que parece que les aleje cada vez ... Nunca tuvo Tango An.eglo para guitarra: ANIBAL ARIAS Armónicos8Va Rall.- C5----- 13 c7-;--L- 2 21 25 28 novio Música: A. BARDI 'nunca tuvo novio' julio sosa 'manuela' julio iglesias 'perfidia' andrea bocelli version 'me emborracharÉ' grupo extra 'los puentes de paris' sara montiel 'el gato que estÁ triste y azul' roberto carlos 'camionero' roberto carlos 'entre a mi pago sin golpear' soledad pastorutti 'la reina de la bailanta' cacho castaÑa 'cha cha muchacha' ruben ... Tengo 58 años y nunca he tenido novia. 'Por qué no quiero tener sexo con el hombre que amo' En mi adolescencia, en mis 20 y 30 años, me sentía terriblemente miserable e increíblemente solo ... Rodolfo Mederos nos deja, de Agustín Bardi, la exquisita melodía del tango 'Nunca tuvo novio'. 14 Razones De Por Que Nunca Has Tenido Novia Y Como Evitar Esos Comportamientos. ... Tal vez no tuvo tiempo de contestar, estaba conduciendo, estudiando, su jefe le llamó la atención, o estaba durmiendo. ... febrero 28, 2019 at 7:03 pm . Tengo casi 28 años y nunca tuve novia!!! Aah me falto decir que solo tuve la oportunidad de besar a 2 chicas nada más, y tuve sexo (3 veces, porque no me gusta pagar) porque existen las prostitutas sino seguiria virgen. Tango.info since 2004: music, CDs, events, festivals, shoes, composers, lyricists, singers, teachers, DJs, videos Lyrics to 'Nunca Tuvo Novio' by Trío Federico-Berlingieri.

El desarrollo y la extensión de la teoría de la revolución permanente de León Trotsky Tercera Parte (2-2)

2016.05.29 02:37 ShaunaDorothy El desarrollo y la extensión de la teoría de la revolución permanente de León Trotsky Tercera Parte (2-2)

https://archive.is/HKrhP
Trotsky se rearma
Al enfrentar el reto sin precedentes de luchar en contra de la usurpación burocrática en la Unión Soviética y sus catastróficas consecuencias en China, Trotsky tuvo que crecer como dirigente partidista leninista. Una carta que Adolf Ioffe dejó para Trotsky al suicidarse desempeñó un papel clave en reforzar la resolución de Trotsky en la lucha por forjar la Oposición de Izquierda Internacional. (Los estalinistas habían negado a Ioffe permiso para viajar al extranjero para buscar tratamiento médico.) En su carta del 16 de noviembre de 1927, Ioffe declaró:
“Siempre he pensado que a usted le faltaban aquella inflexibilidad y aquella intransigencia de Lenin. Aquel carácter del hombre que está dispuesto a seguir por el camino que se ha trazado por saber que es el único, aunque sea solo, en la seguridad de que, tarde o temprano, tendrá a su lado la mayoría… Usted ha tenido siempre razón políticamente, desde el año de 1905, y repetidas veces le dije a usted que le había oído a Lenin, por mis propios oídos, reconocer que en el año 1905 no era él, sino usted, quien tenía razón…
“Pero usted ha renunciado con harta frecuencia a la razón que le asistía, para someterse a pactos y compromisos a los que daba demasiada importancia. Y eso es un error.”
En sus últimas palabras, Ioffe confirmó que Lenin había reconocido explícitamente la justeza de la teoría de la revolución permanente propuesta por Trotsky para Rusia en 1905. Ioffe escribió esto justo en el momento en que Trotsky comprendió la validez mundial de la revolución permanente. De una vez por todas, Trotsky asimiló la política de Lenin de “delimitación ideológica y de escisión, allí donde fuera necesaria, a fin de forjar y templar un verdadero partido revolucionario”, como lo puso en La revolución permanente, que enmarcó como una polémica contra Karl Rádek, uno de los oposicionistas originales que habían capitulado a Stalin.
El documento programático fundador del movimiento trotskista internacional fue “Crítica del programa de la Internacional Comunista” (publicado en La Internacional Comunista después de Lenin, también conocido como Stalin, el gran organizador de derrotas) de Trotsky, una crítica al borrador de programa de Stalin-Bujarin propuesto al VI Congreso de la IC en 1928. Trotsky sacó las lecciones más tajantes de la derrota de la Segunda Revolución China, y vinculó la lucha contra la degeneración burocrática de la Revolución Rusa con la defensa de la revolución permanente como el núcleo del programa para el mundo colonial y semicolonial. Denunció la consigna de la “dictadura democrática del proletariado y el campesinado” como una “trampa al proletariado” y afirmó enfáticamente que la revolución permanente había sido “plenamente verificada y probada: en el plano teórico, por las obras completas de Marx y de Lenin; en el plano práctico, por la experiencia de la Revolución de Octubre”.
En “Balance y perspectivas de la Revolución China” (también incluido en La Internacional Comunista después de Lenin), Trotsky señalaba que en el breve tiempo en que los obreros comunistas sostuvieron el poder en Cantón, su programa incluyó el control obrero de la producción, nacionalización de la gran industria, los bancos y el transporte, “e incluso la confiscación de las viviendas de la burguesía y de todos los bienes de ésta en provecho de los trabajadores”. Y preguntaba: “¡Si éstos son los métodos de la revolución burguesa, uno se pregunta a qué se parecerá en China la revolución proletaria!”
Trotsky explicó la revolución permanente como la antítesis del “socialismo en un solo país”:
“Y aquí llegamos de lleno a dos puntos de vista que se excluyen recíprocamente: la teoría internacional revolucionaria de la revolución permanente y la teoría nacional-reformista del socialismo en un solo país. No sólo la China atrasada, sino en general ninguno de los países del mundo, podría edificar el socialismo en su marco nacional...”
—La revolución permanente
En su introducción de noviembre de 1929 a la primera edición rusa de La revolución permanente, Trotsky señaló, “La revolución socialista empieza dentro de las fronteras nacionales; pero no puede contenerse en ellas. La contención de la revolución proletaria dentro de un territorio nacional no puede ser más que un régimen transitorio, aunque sea prolongado, como lo demuestra la experiencia de la Unión Soviética. Sin embargo, con la existencia de una dictadura proletaria aislada, las contradicciones interiores y exteriores crecen paralelamente a los éxitos. De continuar aislado, el estado proletario caería, más tarde o más temprano, víctima de dichas contradicciones.”
Cientos de jóvenes cuadros del PCCh que estudiaban en Moscú fueron ganados a la Oposición de Izquierda. Pero no fue sino hasta la decapitación del proletariado en abril de 1927 que dirigentes del PCCh en China como Chen Duxiu se enteraron de la lucha de Trotsky. Para entonces, Chen, el dirigente fundador del comunismo chino, se había vuelto el chivo expiatorio para el desastre sangriento que el colaboracionismo de clases de Stalin había fraguado. Aunque aislado, Chen todavía tenía muchos defensores entre los altos cuadros del partido que compartían su opinión de que la liquidación en el Guomindang había estado tras la derrota. Ellos habían oído de luchas fraccionales en el partido ruso pero no tenían idea de qué se trataban. Cuando finalmente leyeron la crítica por parte de Trotsky a la traición estalinista en China, Chen y muchos otros fueron ganados al trotskismo. Aunque Chen había puesto en práctica la línea desastrosa de la Comintern, había reflexionado sobre sus errores, lo que lo hizo un mejor comunista.
Muchos trotskistas chinos fueron asesinados por el régimen de Stalin. Para finales de la década de 1930, para consolidar su posición sobre la burocracia que había usurpado el control del partido y el estado soviéticos, Stalin había asesinado o eliminado de otros modos a prácticamente cada uno de los cuadros sobrevivientes de los “viejos bolcheviques”.
En China, los trotskistas buscaron mantener raíces dentro de la clase obrera urbana bajo condiciones extremadamente onerosas. En el punto más alto del terror contrarrevolucionario de Chiang vino la asesina ocupación de China por el imperialismo japonés. Como señalamos en “Los orígenes del trotskismo chino” (Spartacist [edición en español] No. 28, enero de 1998): “Los años 30 vieron algunas luchas económicas esporádicas de los obreros en Shanghai y Hong Kong, en las cuales los trotskistas jugaron papeles dirigentes. Sin embargo, la postración general de las masas trabajadoras, cuyos sindicatos y otras organizaciones legales habían sido aplastados, infligió un gran costo político.”
El menchevismo etapista del PCS
En la secuela de la debacle china, la Comintern estalinizada proclamó la inminencia de la revolución mundial y se embarcó en su curso sectario seudoizquierdista del “Tercer Periodo”, abjurando de los frentes unidos con otras organizaciones obreras y construyendo “sindicatos rojos” en contraposición a los sindicatos existentes dirigidos por socialdemócratas y otros. El Tercer Periodo fue empujado en gran medida por las circunstancias internas que encaraba la burocracia soviética. La amenaza de un levantamiento contrarrevolucionario de los campesinos más ricos (kulaks) llevó a Stalin a romper con sus políticas derechistas conciliacionistas, que eran articuladas particularmente por su aliado Nikolai Bujarin. Ahora, Stalin tomó prestado el programa de colectivización e industrialización planificada de la Oposición de Izquierda, aunque llevado a cabo por la burocracia de una manera arbitraria y aventurera y a un paso vertiginoso. Este giro facilitó la capitulación de dirigentes oposicionistas como Rádek y Preobrazhensky.
Pero la burocracia estalinista nunca vaciló respecto a su dogma nacionalista del “socialismo en un solo país”, y en los países de desarrollo capitalista tardío profundizó y codificó la línea etapista liquidacionista que llevó a la traición de la Revolución China. Esto se vio claramente hace poco en un congreso del Partido Comunista Sudafricano (PCS) en julio de 2007, en donde un documento presentado por la dirección del partido citaba los siguientes pasajes de una resolución del VI Congreso de la IC de 1928:
“Nuestro propósito debe ser transformar al Congreso Nacional Africano en una organización nacionalista combativa y revolucionaria en contra de la burguesía blanca y los imperialistas británicos, basada en los sindicatos, las organizaciones campesinas, etc., desarrollando sistemáticamente la dirección de los obreros y del Partido Comunista en esta organización [repetimos: “desarrollando sistemáticamente la dirección de los obreros y del Partido Comunista en esta organización”]… El desarrollo de un movimiento nacional-revolucionario de los trabajadores de Sudáfrica...constituye una de las principales tareas del Partido Comunista Sudafricano.”
—Informe político del Comité Central del XI Congreso del PCS, propuesto ante el XII Congreso (corchetes y énfasis en el original)
Al retomar el VI Congreso de la Comintern, la dirección del PCS ofrece hoy una hoja de parra de legitimidad histórica para su continua subordinación al Congreso Nacional Africano (CNA) nacionalista burgués y para la participación del PCS en la Alianza Tripartita capitalista dirigida por el CNA, un frente popular nacionalista que llegó al poder en 1994, lo cual señaló el final del régimen del apartheid. Ésta no es la “ortodoxia” del bolchevismo de Lenin, sino de la traición estalinista. En Sudáfrica, donde la clase capitalista es blanca (incluyendo ahora a un puñado de otros), la división fundamental en clases está altamente distorsionada por la lente del color racial. El PCS usa esta característica histórica de la sociedad sudafricana para impulsar de manera mucho más abierta y desvergonzada su alianza colaboracionista de clases con el CNA.
Era necesario para los marxistas revolucionarios dar apoyo militar al CNA en su lucha contra el régimen supremacista blanco del apartheid, de la misma forma en que el II Congreso de la Comintern llamó por apoyar las luchas de liberación nacional contra las potencias imperialistas. Pero los estalinistas ordenaron darle apoyo político a lo que era un movimiento nacionalista pequeñoburgués. Hoy en día, el CNA burgués y su socio el PCS administran el capitalismo del neoapartheid, reforzando la brutal explotación del proletariado mayoritariamente negro a favor de los “Randlords” blancos sudafricanos y sus socios mayores en Wall Street y la City de Londres. Hoy como antes, la lucha por la liberación nacional puede ser una poderosa fuerza motriz para la revolución socialista en Sudáfrica. Pero la precondición para la victoria es la independencia política del proletariado respecto a todas las alas de la burguesía.
Para justificar su participación en el gobierno, el PCS tiene que fingir que la Alianza Tripartita no es un gobierno burgués. El PCS afirma que “el estado democrático posterior a 1994 no es inherentemente capitalista; es, de hecho, objeto de una reñida contienda entre clases” y que los obreros pueden de alguna manera conseguir la “hegemonía” o el control de ese estado. Para mantener cualquier pretensión al manto del comunismo, la dirección del PCS tiene que falsificar la experiencia de la Revolución de Octubre. En “Lecciones de la Revolución Bolchevique” (Umsebenzi en línea, 6 de noviembre de 2002), el PCS declara:
“Bajo nuestras circunstancias, tenemos que alejarnos de la ilusión de la ‘total’ toma del poder, o de la ‘completa’ ruptura con el sistema global. También debemos alejarnos de la idea de que hay una Muralla China entre las tareas de la revolución nacional democrática y la tarea de avanzar hacia el socialismo… Necesitamos aproximarnos a la revolución nacional democrática actual para liberar a la mayoría negra, africanos en particular, como un proceso complejo y dialéctico que necesariamente debe tener características no capitalistas y antiimperialistas si es que va a tener éxito en absoluto.
“Éstas son las lecciones que creemos deben sacarse, en parte, de la gran Revolución Bolchevique y sus consecuencias.”
Lo que el PCS denuncia como “ilusiones” son la toma del poder por el proletariado y el derrocamiento “completo” del yugo del imperialismo global, como parte de una lucha por la revolución socialista mundial. Para disfrazar la naturaleza de clase del estado capitalista y encubrir su propia hostilidad al bolchevismo, la dirección del PCS sostiene la promesa de que la “revolución nacional democrática” es algo que se desarrolla orgánicamente hacia el socialismo. En 1917, el Gobierno Provisional burgués de Rusia no se desarrolló hacia un régimen socialista, sino que fue derrocado por la insurrección proletaria dirigida por los bolcheviques. Sólo cuando el estado burgués fue aplastado y remplazado por el poder soviético —la dictadura del proletariado apoyada por el campesinado— fue posible realizar las tareas de la revolución democrática. Trotsky mismo demostró la falsedad de esta concepción del “desarrollo” en 1931, cuando, como ahora, era usada como justificación para que quienes se proclamaban socialistas dieran apoyo político a formaciones burguesas:
“No es el poder burgués el que se transforma en obrero-campesino y luego en proletario, no; el poder de una clase no se ‘transforma’ en poder de otra, sino que se arrebata con las armas en la mano. Pero después que la clase obrera ha conquistado el poder, los fines democráticos del régimen proletario se transforman inevitablemente en socialistas. El tránsito orgánico y por evolución de la democracia al socialismo es concebible sólo bajo la dictadura del proletariado. He aquí la idea de Lenin.”
—“La Revolución Española y sus peligros”, 28 de mayo de 1931
La búsqueda proletaria de la consecución de sus intereses de clase requiere no sólo su independencia organizativa frente a los partidos capitalistas como el CNA, sino también la oposición política a ellos. Spartacist South Africa, sección de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista), llama a romper con la Alianza Tripartita y forjar un partido leninista-trotskista que luche por un gobierno obrero centrado en los negros. Esto no significa poner en el poder un gobierno laborista que administre el capitalismo, como los gobiernos laboristas británicos, sino una lucha revolucionaria que derroque el orden capitalista.
La realidad sudafricana demuestra tajantemente la necesidad de la revolución permanente. El proletariado es brutalmente explotado en las minas y fábricas. En el campo, millones de negros se ven relegados a una pobreza desesperante en lo que anteriormente eran los bantustanes, mientras la tierra productiva está principalmente en manos de granjeros blancos que dependen de trabajadores negros que laboran por casi nada. La pandemia del sida que continúa destrozando Sudáfrica exige una lucha por un sistema de salud pública de calidad, incluyendo el acceso a antirretrovirales gratuitos, y una lucha contra la indigencia, así como contra el atraso religioso y antimujer que ha alimentado el esparcimiento de la enfermedad. La extensión del sida a través del África subsahariana y en otras partes y la necesidad de utilizar todos los recursos científicos para combatirla, que están disponibles especialmente en los países industrialmente avanzados, exigen romper el estrecho marco del nacionalismo burgués. Viviendas adecuadas para millones en los distritos segregados y en los shantytowns (paupérrimos distritos negros), electricidad y agua limpia para la población entera, educación gratuita de calidad, la erradicación del lobola (precio de novia) y la mutilación genital femenina: estas medidas desesperadamente necesarias requieren la transformación socialista de la economía y la sociedad bajo una dictadura del proletariado que luche para promover la revolución socialista internacionalmente.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/29/pr3.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


Nunca tuvo novio Orquesta Tipica Victor - Nunca tuvo novio - YouTube Nunca Tuvo Novio Nunca Tuvo Novio Entra Gabriel Di Tocco - 20 años, carpintero, nunca tuvo novia Pedro Laurenz - Nunca Tuvo Novio (1943) Nunca Tuvo Novio  Bardi & Cadícamo Nunca Tuvo Novia Nunca Tuvo Novio

'Nunca he besado a un chico ni he tenido una cita': las ...

  1. Nunca tuvo novio
  2. Orquesta Tipica Victor - Nunca tuvo novio - YouTube
  3. Nunca Tuvo Novio
  4. Nunca Tuvo Novio
  5. Entra Gabriel Di Tocco - 20 años, carpintero, nunca tuvo novia
  6. Pedro Laurenz - Nunca Tuvo Novio (1943)
  7. Nunca Tuvo Novio Bardi & Cadícamo
  8. Nunca Tuvo Novia
  9. Nunca Tuvo Novio

Pedro Laurenz - Nunca Tuvo Novio (1943) - The Overjazz Channel aims to offer only the best recordings of the begining era of modern music. Re-discover genius compositions from the parents of ... Nunca Tuvo Novio arr. by Ruben Chocho Ruiz @Tango Bar El Choclo 2014/12/16. Provided to YouTube by CDBaby Nunca Tuvo Novio · Orquesta Típica el Afronte Tango al Palo ℗ 2007 Orquesta Típica el Afronte Released on: 2007-08-12 Auto-generated by YouTube. Orquesta Tipica Victor con Carlos Lafuente, 1930. Provided to YouTube by The Orchard Enterprises Nunca Tuvo Novia · Almendrado Siempre Te Esperaré ℗ 1995 Magenta Released on: 1995-09-21 Auto-generated by YouTube. Provided to YouTube by The Orchard Enterprises Nunca Tuvo Novio · Orquesta de Pedro Laurenz · Alberto Podestá Qué Solo Estoy ℗ 2009 RHI Records Released on: 2009-03-05 Auto-generated by YouTube. Juan Maurín interpretando el tango Nunca Tuvo Novio. Música: Agustín Bardi. Letra: Enrique Cadícamo ... H. Manzi) - Duration: 3:28. Maurín Sánchez Dúo 5,367 views. 3:28 'NUNCA TUVO NOVIO ... 50+ videos Play all Mix - Nunca tuvo novio YouTube Aníbal Arias – La Guitarra Romántica Del Tango (Full Album) - Duration: 1:00:03. Guitarras Del Mundo 27,664 views www.AmericaTV.com.ar. This feature is not available right now. Please try again later.